BIOTER

// Publicaciones

Fibromialgia, por Mercedes García Pérez:

Hola me llamo Merchi tengo 59 años de edad y a partir del año 1.996 comencé a tener dolores de cabeza, de espalda, fatiga y mucho cansancio, por cual motivo tuve que dejar de trabajar.

En la medicina alopática me hicieron muchas pruebas y su diagnóstico fue "atrofia muscularcentral", me recetaron calmantes y anti-inflamatorios, y durante un mes fui a rehabilitación al Hospital Xeral de Vigo, durante otro mes a un centro de fisioterapia en avda. de las camelias, otro mes a otro centro en la avda. de la Florida. La historia era que no había ninguna mejoría y durante casi dos años estuve postrada en el sofá sin poder hacer nada, ni siquiera las tareas domesticas, tenía una hija de dos años y no podía ni bañarle.

En las navidades del año 1.997 me encontraba en un comercio de Vigo viendo unos juguetes para mi hija, y empecé a encontrarme mal, me estaba quedando totalmente bloqueada no podía girar la cabeza para ningún lado. Cuando llegue a casa me fui a un terapeuta y llego a tener dudas si el problema era muscular o meningitis, fui al hospital Xeral y me confirmaron que era totalmente muscular. Una vez en casa llame de nuevo al terapeuta y vino a casa ya de madrugada para aliviarme un poco el dolor y me dijo que iba a hablar con un medico amigo para ver si podrían hacerme acupuntura, y la respuesta fue, no me atrevo porque creo que no va a funcionar.

Durante todo este tiempo ya que permanecí cuatro años de baja médica he solicitado la invalidez por dos veces y siempre me la denegaron, pero yo no podía hacer nada de nada. La única respuesta que escuchaba era tienes que "aprender a vivir con el dolor".

Un día me hablaron de un terapeuta que consultaba en Vigo y como último recurso acudí a su consulta, y después de hacer estudiado mi caso me dijo que si quería curarme tendría que acudir a su consulta durante un largo tiempo y que con el tiempo podría encontrar alguna mejoría. Durante dos años acudí a su consulta al principio dos veces por semana y poco a poco empecé a mejorar, los médicos me dieron el alta comencé a trabajar y hasta hoy,, que disfruto de mi trabajo, de mi familia y hago las labores domesticas y llevo una vida normal como otra persona cualquiera.

Ese terapeuta se llama Andrés Porto y yo gracias a él hoy hago una vida normal, yo conseguí curarme y si yo pude, tu también puedes hacerlo solo hay que tener fe, con constancia, y no darme por vencida.

Dejo al pie de la carta mi correo electrónico por si alguien necesita mi opinión, estaré encantada de poder dársela.

Saludos Merchi.

merchig@gmail.com

10-04-2012: Loli Pena, nos cuenta:

Buena tardes, quisiera aportar mi experiencia como paciente de este centro. Acudí a esta terapia desesperada con una depresión a la cual los médicos de medicina tradicional me sometían a tratamientos para este fin. Después de agotar el convencimiento de la pastilla, decidí acudir a esta terapia. Puedo decir que no ha sido tan sencillo como tomar una pastilla, pero si enriquecedor no solo para sanarme, si no para descubrir un mundo diferente el encuentro con mi propio ser, comprendiendo q todo tiene un porqué. Todo forma parte de las lecciones de la vida las cueles nos negamos a aceptar y comprender. Llevo ya varios años sin depresión, aprendiendo cada día, buscando el equilibrio en todo lo q me rodea, viviendo en paz y armonía.

Cancer, por Miguel Ángel Iriarte

Hola me llamo Miguel Ángel Iriarte y tengo 68 años. A principios del año 2013 me diagnosticaron un cáncer de pulmón en el Complejo Hospitalario de Navarra. Me propusieron un tratamiento a base de quimio y radioterapia.

Fue entonces cuando decidí hacer terapia con el terapeuta Andrés Porto, porque le había oído decir que si se hacía terapia energética antes de la quimio y radio, ésta tenía mejor efecto. Yo ya le conocía porque diez años antes había hecho terapia con él, y para ello me desplacé a Galicia y estuve allí solamente una semana porque a la semana siguiente tenia consultas con los médicos.

Comienzo entonces con la quimioterapia y al terminar ésta de nuevo me realizan un TAC y los médicos me dicen que estoy sensiblemente mejor, que queda un nódulo que ha disminuido a casi la mitad y que los más pequeños habían disminuido hasta casi desparecer. Después de eesto comienzo de nuevo quimio y radioterapia y al terminar ésta, vuelven a hacerme otro TAC, en el cual me dicen que el nódulo principal se ha degradado y sólo queda una cicatriz.

Hoy en día hago vida normal, lo único que ocurre es que estoy recuperándome de la quimio y radio, porque son terapias muy agresivas.

Este es mi manifiesto y si alguien necesita alguna información dejo al pie mi correo para ponerse en contacto conmigo.
txarosola@yahoo.es